Premios y Becas de la Fundación
Abierta convocatoria de
Premios y Becas de la Fundación
Española de Artroscopia

Premios y Becas 2017
Congreso AEA-SEROD 2017
5º Congreso conjunto
17-19 de mayode 2017. Alicante


Web del Congreso
Plan Nacional de Formación en Artroscopia (PNFA)
Encuesta de Actividad Artroscópica (EAA)
Encuesta para conocer y evaluar la situación actual de esta técnica y su evolución durante los próximos años.

Página Web encuesta EAA
Resultados encuesta 2014
Revista Española de Artroscopia y Cirugía Articular

Desarrollo histórico

AEA

Asociación Española de Artroscopia

El interés por conocer el interior de los órganos humanos es consustancial con el desarrollo de la Medicina y, a principios del siglo XIX, se apuntó la posibilidad de observar el interior de las cavidades orgánicas valiéndose de equipos ópticos que se podrían introducir por los orificios anatómicos y que comunican el interior del organismo humano con el exterior. Después del perfeccionamiento de los diferentes métodos endoscópicos (citoscopia, peritoneoscopia, esofagoscopia, rectoscopia, etc.) surgió la posibilidad de estudiar el interior de las articulaciones, sobre todo de la rodilla, que es la más grande y accesible.

Mientras que en el Japón la artroscopia había nacido en 1916, en Europa y durante los años 1919-1920, el cirujano suizo Bircher verificaba un estudio endoscópico experimental en las rodillas de cadáveres humanos valiéndose del Laparoscopio de Jacobeaus.

Las primeras publicaciones que se hizo eco de esta técnica fue la revista inglesa Illinois Medical Journal en 1925, en un estudio firmado por el Dr. Kreuscher. En 1934, Burman, Finkelstein y Mayer publican un trabajo sobre "Artroscopia de la rodilla", donde explicaban la técnica que seguian para realizar una artroscopia y obtención de una pieza de biopsia.

La II Guerra Mundial paralizó durante unos años el desarrollo de esta rama de la endoscopia pero, una vez finalizada, las tres Escuelas que se habían perfilado: Japonesa, Estadounidense y Europa, prosiguieron sus avances con impetu renovador.

En 1957, aparecía la primera edición del Atlas of Arthoscopy y en 1969 la segunda. En este último año, el profesor Watanabe hizo su primera presentación sobre artroscopia de rodilla en Barcelona, coincidiendo con el Congreso de la Asociación Internacional de Cirugía Ortopédica y Traumatología.

En 1969, eran muchos los profesionales que habían apostado por la artroscopia, por ejemplo, Richard O'Connor (los Angeles, EE.UU.) que desarrolló algunas técnicas quirúrgicas destinadas, especialmente, a la extracción de meniscos. Otros padres de la Artroscopia moderna y que, en algún momento han estado en nuestro país impartiendo docencia y formación, son los Dres. Jackon, de Haven, Erickson, Guillquist, Dandy, etc.

En España, el desarrollo de la técnica comienza en 1977, cuando reumatólogos catalanes Marqués y Barceló presentan una monografía sobre La Artroscopia.

A partir de 1975, la artroscopia invadió universidades, medicina pública y privada, pasando a ser una técnica diagnóstica aceptada, así mismo, se inició la segunda era del desarrollo de la Artroscopia Quirúrgica. En 1982 se funda la Asociación Española de Artroscopia, formada por traumatólogos interesados en el desarrollo de esta técnica, anualmente se celebra el Congreso Nacional de la Asociación para poder compartir conocimientos e intercambiar opiniones y publica la revista "Cuadernos de Artroscopia".

En la actualidad, la artroscopia es una Técnica Quirúrgica frecuente en los quirófanos que ha ido desplazando la cirugía tradicional, en determinadas patologías. El desarrollo de esta técnica se debe tanto a los avances tecnológicos, con instrumental y aparatos cada vez más sofisticados, así como la experiencia de los cirujanos.